Autocares Álvarez y Grafolid, empresas homenajeadas en la segunda jornada del Trofeo de Fútbol

En la segunda jornada del Trofeo de Fútbol de la provincia de Valladolid llegaba el turno de homenajear a dos empresas locales que siempre han apoyado  el torneo desde sus inicios, Autocares Álvarez y Grafolid.

El propietario de Autocares Álvarez, Antonio Álvarez Lucas, confiesa sentir una gran alegría con esta distinción. “Es el vigésimo quinto año que se juega este torneo y mi empresa de autocares les ha acompañado durante esos 25 años llevándoles a los partidos”.  

Una alegría que lleva por bandera ya que la vinculación de la empresa viene de muy lejos:

 

Hace muchísimos años trabajé con la Federación Oeste que así se llamaba entonces, llevaba a los equipos a los partidos y después, se crearon las delegaciones. A partir de esto, soy el transportista oficial de la delegación desde que se creó. Siento muchísimo orgullo de recibir este homenaje y además mantengo una gran amistad a través del trabajo con el presidente de la Delegación en Valladolid de la Federación de Castilla y León de Fútbol, Manuel Heredia".

Álvarez, que se considera un aficionado más, no falla a la cita futbolera estival de la provincia: “Suelo venir a todos los encuentros, si se han disputado 300 partidos del trofeo puedo decir  que habré visto 250”.

 Por su parte, el propietario de la empresa Grafolid, Juan Carlos Antolín, se muestra también agradecido de que se acuerden de ellos para este homenaje ya que es un torneo en el que "hemos colaborado tantos años de buena gana, con gusto y satisfacción porque nos gusta el deporte y sobre todo el deporte base”. En su caso, también confiesa 25 años de fidelidad como asistente al trofeo provincial, “no he fallado ningún año y espero seguir asistiendo y apoyando este trofeo”.

A la hora de aventurarse a hacer quinielas del posible ganador de esta edición de plata del trofeo, ambos coinciden en ver en la final al favorito Real Valladolid B junto con el conjunto anfitrión Atco. Tordesillas. Habrá que esperar al transcurso del torneo para ver si aciertan con su pronóstico.